El blog d'en Joan Ferran

23.11.14

IGLESIAS, GRAMSCI Y BLAS DE LEZO....







Los amantes de la Helioterapia nos cuentan que el sol mejora el ánimo, estimula las defensas del organismo y alivia el dolor. Un cuerpo bronceado nos parece, al menos a primera vista, algo más saludable que otro pálido y cetrino. El sol, el vino tinto y mil placeres más tomados con moderación y en dosis adecuadas son beneficiosos para alegrar la vida a los humanos. La recomendación de prudencia en el uso de las cosas es susceptible de ser aplicable a otras esferas de la vida cotidiana. La política es, sin lugar a dudas, uno de esos ámbitos donde es aconsejable la mesura y el tiento.
Leo que el partido del nuevo Pablo Iglesias, Podemos, ha decidido reducir drásticamente sus apariciones en los medios de comunicación. Peligro. Lo ha hecho enojando a alguna de las grandes cadenas con las que había adquirido compromisos. No voy a valorar el hecho en sí, pero sí sacar de ello una moraleja que diga: la sobreexposición a la pantalla y a los medios de comunicación inicialmente puede embellecer pero, a la larga, los defectos ocultos se hacen evidentes y los percibe el ciudadano.
 
Otro tipo de excesos más sutiles, pero no por ello menos incongruentes, son los que nos depara la lectura de la prensa. Fíjense: a un grupito de concejales barceloneses, ninguno de ellos historiador, le ha dado por dinamitar la estatua que se erige en Madrid a mayor gloria de Blas de Lezo. Dicen que este guipuzcoano bombardeó la ciudad condal en 1714 durante la Guerra de Sucesión. Cierto, aunque también lo hizo años más tarde el general Prim pero este no cuenta porque era de Reus… Poco les importa a los dinamiteros municipales que prestigiosos catedráticos de historia les digan que eso, en pleno siglo XXI, es un sinsentido. Ellos se erigen en patrióticos autoreparadores de los desaguisados del pasado. Patético. Como patético es oír a Duran Lleida citar innumerables veces a Antonio Grasmci en un acto político destinado a parir una criatura destinada a ocupar el “Centro” político catalán.
Por cierto, se han fijado ustedes que tras la crisis y la mengua de los viejos partidos las nuevas formaciones que surgen adoptan nombres ambiguos en base a formas verbales como “Guanyem”, “Podemos” “Avancem”, “Construim”… Todo un exceso. Como también lo es el pánico –para mí teatral- que dicen sentir muchos empresarios ante el auge del grupo que lidera Iglesias. ¡Venga ya! No exageren.
 
Mejor sería que se dedicaran a reeducar a Mariano Rajoy mediante el arte de la práctica democrática, no vaya a ser que entre él y Mas se despeñen y arrastren a Cataluña y a España tras ellos.

19.11.14

PARA TRANSFUGAS ,CHAQUETEROS Y OTRAS ESPECIES....






LOS OTROS NICOLÁS


La cosa tiene su morbo, si señores. Cuentan que el atrevimiento, la desfachatez, las argucias, estafas y trampas de Francisco Nicolás Gómez Iglesias -conocido popularmente como ‘El Pequeño Nicolás- va a inspirar una película de éxito asegurado. Si ello ocurre no será la primera vez que en nuestro país las aventuras y desventuras de un personaje son llevadas a la gran pantalla. Recuerden, entre otras, la película que narraba los avatares de ‘El Vaquilla’, o la que se inspiró en Eleuterio Sánchez, ‘El Lute’, y que llevaba por título: Camina o revienta.
Dicen también que el Pequeño Nicolás ha recibido un montón de ofertas televisivas y radiofónicas para explicar, en tono picarón y jocoso, sus andanzas. Algo parecido a lo que aconteció con ‘El Dioni’ cuando, tras fugarse al Brasil y ser extraditado a España para cumplir condena, volvió con un nuevo look, mucho desparpajo e incluso nos obsequió con un par de discos melódicos. ¡Qué país el nuestro! Hay gente e ideas para todo porque hay consumidores de todo; hasta de sinvergüencería simpática.
  Explican los medios de comunicación que El Pequeño Nicolás se infiltro allá donde nadie llega; que las altas esferas del poder político, económico y de la seguridad del estado han sido su otro hogar, que ha besado mano regia y mil cosas más que aún no sabemos. Si señores, todo un trapisondista el muchacho, pero al final cazado y fichado va camino de dar explicaciones ante la ley por un sinfín de presuntos delitos.
 
Pero la doble vida y la astucia de Nicolás no son el motivo de estas líneas sino una simple excusa para hablar de los ‘otros’ Nicolás. Sí, de los grandes y voluminosos, de los finos, educados y cultos que se arriman al poder sin suplantar a nadie, pero sí para medrar. Les sugiero un pequeño ejercicio de atención. Observen ustedes la corte, la comitiva, el entorno que acostumbra a custodiar en sus paseos a alcaldes, ministros, concejales y demás aspirantes a algo. Detectarán rostros tensos, pasos acelerados, sonrisas sumisas, miradas complacientes, pasión por figurar, por chupar cámara y quedar inmortalizado en las instantáneas que un fotógrafo profesional va a capturar. Muchos de esos cortesanos son, en potencia, pequeños Nicolás sin delito, cierto, pero amantes del ‘quítate tú que me pongo yo’. Algunos de ellos gustan centrifugar culpas y recolectar éxitos ajenos sin rubor en su loca carrera para complacer al mando y prosperar en el escalafón.
 
Tras su periplo por las dependencias judiciales Nicolás Gómez goza de libertad provisional. Los otros, los grandes a los que me refiero siguen sueltos por ahí. ¿Quiénes son? ¿Cómo se les detecta? Muy sencillo: Son los que no han dudado ni un momento en de cambiar de chaqueta; son los que siguen acríticamente las corrientes dominantes y se fotografían junto a los nuevos triunfadores; son los que se prostituyen intelectualmente con la pluma o el micrófono en la mano…. A esos nadie les llevara ante el juez -no hay delito, es obvio- pero no lo duden ustedes, gozarán de prebendas y serán generosamente entrevistados por la prensa y televisión amiga, como en su día lo fue el Dioni.

16.11.14

URGE REFORMAR LA CONSTITUCIÓN







ABRIENDO ESCOTILLAS



Digamos las cosas por su nombre. Si el 9N los mossos d’esquadra hubieran impedido la votación confiscando urnas, o cerrando colegios electorales, el llamado ‘problema catalán’ se hubiera agudizado hasta extremos insospechados. Es más, hubiera proporcionado a los independentistas más radicales argumentos infinitos para construir la típica espiral inspirada en la dinámica acción-reacción. Afortunadamente la cosa no fue así, por mucho que les pese a determinados sectores del PP ansiosos por ver como el gobierno central se hacía respetar en Cataluña. Los populares catalanes han sido los primeros en sufrir i lamentar el quietismo, la falta de estrategia, de Mariano Rajoy en relación con la Consulta. Los populares del resto de España han ido comprobando, desesperados, como el curso de los acontecimientos iba centrifugando la autoridad del gobierno hasta extraviarse en el agujero negro de una galaxia desconocida.
 
Enarbolar, como ha hecho el PP, el discurso de la legalidad como antídoto a todos los males ya no es suficiente. Ha llegado el momento de hacer política recuperando el don del diálogo tanto como el de la flexibilidad, aparcando maximalismos pero también la puñetería disfrazada de astucia con la que nos ha obsequiado Artur Mas. Humildemente abogo por una reforma constitucional enmarcada en una perspectiva federal. Opino que, a día de hoy, reformar la constitución española puede resultar menos arriesgado o conflictivo que negarse a hacerlo.
 
Pedro Sánchez en Madrid, y el PSC en Cataluña, ya han apuntado algunas ideas iniciales al respecto. Ambos pretenden y propugnan una profunda regeneración de la vida pública que lleve pareja el reconocimiento de derechos individuales y colectivos. Ambos plantean mejorar el modelo territorial incluyendo, obviamente, un nuevo sistema de financiación autonómico más justo y la reforma del senado… El inmovilismo, la falta de una gimnasia política sensata, provoca la pérdida de músculo democrático, abre las puertas al populismo y ablanda la moral del ciudadano.
Urge pues que los máximos responsables políticos del país –gobierno y oposición, capitalinos y periféricos- se pongan manos a la obra. Mariano Rajoy ha de comprender que no puede vivir eternamente sumergido. Ha llegado el momento de que suba a flote, a la superficie, y abra con presteza las escotillas…a no ser que prefiera naufragar.

12.11.14

¿VOLVEMOS OTRA VEZ A LA CASILLA DE SALIDA?









INCULPADOS O CULPABLES



En este crucigrama ibérico en el que estamos inmersos uno está dispuesto a aceptar, sin rechistar, la palabra “pulpo” como animal de compañía. También, como no, que el nuevo 9N fue una votación ful orquestada en clave política a mayor gloria de Artur Mas y pase a segundo plano de Oriol Junqueras, alias “el teatrero”. De acuerdo. La consulta fue un simulacro, los independentistas son los que son y bla, bla, bla… No voy a discutirle al señor Mariano Rajoy su visión de la jugada, el papel del árbitro ni el resultado del match. Ahora bien, lo que no puede negar todo un presidente de gobierno español es que, en este país, ha habido partido (sin reglamento, vale) que su equipo no ha sabido jugarlo, y que el resultado se saldó con un empate. A los que esperaban mucho la realidad les obsequio con menos; los que esperaban menos se toparon con algo más. Y, así las cosas, mil interpretaciones al gusto del mejor postor.
 
 Sospecho que el ciudadano tiene la impresión de que sus gobernantes en lugar de apaciguar los ánimos, encontrar puentes de diálogo y solucionar los temas sociales más acuciantes, están preparándose para un segundo round; como si estos cuatro últimos años de zozobra nos hubieran salido gratis, socialmente hablando.
Un importante rotativo español decía en su editorial que “Rajoy nos debe un plan”. Lleva razón. Decía también que al presidente Mas le convendría una cierta dosis de humildad y menos astucia táctica. Comparto la crítica a esos pecados presidenciales, al tiempo que deseo que la divina razón ilumine a ambos mandatarios para evitar que la cohesión social salte por los aires hecha pedazos.
Es tiempo de sentarse a dialogar sin aspavientos ni filtraciones malintencionadas. Es tiempo para que los partidos con cultura de gobierno antepongan el interés general a la retórica saca votos. Es tiempo de hablar de todo, sin prisas pueriles ni lagrimitas de cocodrilo. Se equivocan de sociedad tanto los que propugnan la toma de la Bastilla, como los que optan por una cerrazón numantina. El momento político actual exige a todos los partidos políticos y, en especial a sus dirigentes, rigor y propuestas útiles. La ciudadanía, más allá de la ideología de cada uno, rehúye el conflicto y ansía soluciones en positivo.
Ustedes me perdonaran pero sospecho que entre los irremisiblemente condenados a pactar sobra un punto de soberbia y falta mucho sentido común.
¡Ah! Y los fiscales mejor que permanezcan ociosos.

6.11.14

MÁS SOBRE 'PODEMOS'






¡PELIGRO!: ‘PODEMOS’



Señoras y señores: menos dramatismo. Uno puede llegar a entender que políticos que viven instalados, en lo que algunos psicólogos americanos llaman, ‘zonas de confort’ estén preocupados y nerviosos. Uno puede aceptar las múltiples críticas que genera la súbita llegada al pódium de ‘Podemos’ o su omnipresencia en los medios de comunicación pero, sinceramente, creo que no hay motivo para tanta literatura y desasosiego.
 Seamos realistas; le guste o no a Pablo Iglesias su nombre ya forma parte del espectáculo político, o de la política del espectáculo, como prefieran. Como también lo es, salvando las distancias, la entrada en prisión de Isabel Pantoja o el culebrón del 9N…
 Ahora bien, dicho esto, a un servidor de ustedes le fastidia la desconsideración y el dramatismo apocalíptico con el que, algunos analistas y políticos profesionales, tratan a la gente de ‘Podemos’. Recientemente he oído comentar, a personas cultas y educadas, que esta formación política es algo así como la rencarnación, en España, de un viejo leninismo aderezado con ribetes de fundamentalismo iraní. ¡Que despropósito! He apreciado, incluso, el tufillo acusador de una extraña e interesada exhumación de la figura de Hugo Chavez, cuando no del castrismo, para denigrar a este partido emergente. Demasiado.
A más de un político de la ‘zona de confort’, y a algunos plumillas a sueldo, les recomendaría un manual de autoayuda para superar el miedo a lo desconocido. Creo que fue Sófocles el que nos legó aquella frase que dice:
 “Para quien tiene miedo todo son ruidos”
  ‘Podemos’ hace ruido, crece y absorbe votos de todas partes, incluso de la abstención. ¿Y qué? ‘Podemos’ no es un problema en sí, es un catalizador, un acelerador de partículas, que nos transmite la sociedad española para que reaccione convenintemente quien tenga que reaccionar. ¿Alguien puede garantizar que este fenómeno no es efímero y susceptible de devorarse a sí mismo víctima de contradicciones hoy desconocidas?
En anteriores escritos he sostenido la idea de que ‘Podemos’ retrata bien pero receta mal porque es prisionero de un voluntarismo sano, pero utópico. Todo ello no es óbice para no reconocer su talante democrático y sus aportaciones al debate político y social.
Ni Chavez, ni Lenin, ni el Niño de la Capea de turno deben entorpecer la labor de esta formación. Pablo Iglesias y los suyos recogen sentimientos y preocupaciones de la gente. No se les puede anatemizar groseramente. Insisto, no confió en sus recetas pero, como persona de izquierdas, puedo compartir una parte sustancial de su diagnóstico. Como también hago mía una cita de Roosevelt que viene al caso y que dice:
“Lo único que debemos temer es el temor mismo”

3.11.14

DEFENDIENDO, MODESTAMENTE, EL PARC DE L'ORENETA



POLÉMICA OPERACIÓN URBANÍSTICA EN COLLSEROLA

Una urbanización junto al parque de la Oreneta solivianta al barrio

BCN cede a Núñez y Navarro una zona boscosa edificable a cambio de dos masías





La Plataforma Defensem el Parc de l'Oreneta, insisteix que no es tracta d'una qüestió de «barri contra barri». Subratlla que del que es tracta és de protegir una zona boscosa, actualment de propietat municipal, que els veïns fan servir com si fos una part més del parc, ja que hi està enganxada. Si prospera el conveni que han firmat l'Ajuntament de Barcelona i la constructora Núñez i Navarro, ben aviat aquesta  zona -que tot i ser una frondosa arbreda és sòl edificable- es convertirà en una nova urbanització de luxe de la zona alta. El pacte entre el municipi i la constructora preveu que la immobiliària cedeixi les masies de Torre Garcini, a Horta-Guinardó, i de Can Ripoll, a Sant Gervasi, a la ciutat a canvi que aquesta li ofereixi superfície per edificar als peus de la muntanya de Collserola...(De El Periódico)



En la primavera del 2008 publique un pequeño libro de poemas. Uno de ellos estaba  dedicado a L'Oreneta. Han pasado más de seis años y aquellos temores y presentimientos, respecto al futuro del parque, se han hecho realidad. Espero que la codicia, la especulación y el afán de hacer dinero no rompa la paz de los arboles, no silencie el canto de las aves.

  EL PARQUE (L'ORENETA)

Viste de árboles,
            de verdes mate.
                          Caminos.
Hierbas salvajes salpicadas de amarillos,
con manchas blancas.

Mira la ciudad
con la paz de los olvidados,
          mezcla de nuevo y de viejo,
          cruce de sendas
                       tiempos,
                  y espacios.

Alza el vuelo
en el suspiro de sus habitantes,
en la humildad de su pobreza.

¡Oreneta!
         Que no te toquen.
         Que no te peinen.
                   Que te dejen crecer libre,
                                       discreta,
                                        inadvertida.

¡Oreneta!
          Caja fuerte de tardes valiosas.
                                  De joyas volátiles.
                                                      ¡Vive! Por favor.


De la obra 'Murmullos de Apátrida' Barcelona 2008

30.10.14

SOBRE 'PODEMOS'








LOS CÉSARES Y SUSANA



Sé que estas líneas que vienen a continuación no van a ser del agrado de alguno de mis colegas. Soy consciente también que, con intención perversa, pueden ser usadas políticamente como arma arrojadiza. Todo ello lo sé. Ahora bien con el paso del tiempo, y con la que está cayendo, uno, por honestidad intelectual, se ve obligado a decir aquello que piensa y a defender aquello en lo que cree.
He leído, no sin cierta sorpresa, las apreciaciones y críticas que ha formulado Susana Díaz acerca de ‘Podemos’ y Pablo Iglesias. Sinceramente he de decir que no las comparto. Creo, incluso, que la presidenta andaluza confunde la diana a la que es preciso apuntar para dar en el blanco. Siempre he pensado que un buen político es aquel que, observando la realidad circundante, es capaz de interiorizar, elaborar y dar salida positiva a los anhelos de la ciudadanía. El buen político es aquel que, por encima de los legítimos retos electorales de su partido, antepone el interés general; es aquel que actúa dotado de la ‘auctoritas’, de legitimidad moral. No es de recibo discutir acerca de quien está más ubicado a la izquierda cuando se ha viajado infinidad veces hacia el centro sin retorno y haciendo de la ambigüedad una virtud. No me parece cosa buena arremeter contra la habilidad de aquel, o de aquellos, que han sido capaces de retratar la realidad política del país, las preocupaciones de los ciudadanos y las miserias y corruptelas de algunos personajes públicos. Las cosas son así y han de ser abordadas en toda su magnitud caiga quien caiga.
Catalanes y españoles ya no somos párvulos en democracia. Sabemos detectar el tufillo populista y la demagogia de los mercaderes de sueños. A mi modesto entender ‘Podemos’ es un galeno que acierta en el diagnóstico pero yerra en el remedio. Aun así, merece mi más profundo respeto porque me ha demostrado – más allá de sus padrinos mediáticos- que en España hay interés por la política cuando esta es valiente, descarada y decidida. Cuando un considerable número de ciudadanos –según las encuestas- dan un paso al frente, intentando convertir su cabreo en voto, se está reforzando el sistema democrático.
Comprendo que ‘Podemos’ complica la vida, electoralmente hablando, a más de uno. Acepto que se critique el ‘buenismo’ y los brindis al sol de algunas de sus recetas. Ahora bien, polemicemos y no anatemicemos, estamos en el mismo camino…
Y respecto al cesarismo…Quien esté libre de cesarismo, o bonapartismo, que tire la primera piedra.

29.10.14

PRESIDENTES DEFICIENTES







EL VENENO DE LAS PALABRAS



¡Qué nivelazo! Mientras la corrupción trepa como la hiedra hasta las más altas cúpulas institucionales del poder político Mas y Rajoy, Rajoy y Mas, juegan con el veneno de las palabras. El presidente español tilda de mezquino al catalán. Lo acusa de complicar la vida al funcionariado de la Generalitat –al que aún se adeuda la paga de Navidad- induciéndole a cometer actos de sedición. El presidente catalán replica al español, en el Parlament, insinuando cobardía política.  ¡Faltaría más! Critica a don Mariano que se ampare bajo las faldas y el cinturón de castidad del Tribunal Constitucional para desmantelar la ‘performance’ del 9N. Solo falta que le llame ‘maricomplejines’ para continuar con el nivelazo. Pero eso no es todo. Al Conseller de presidencia, Francesc Homs, también le va eso del veneno de las palabras metafísicas y esotéricas. Elucubra:
¿Cómo se puede prohibir, porque se ve, algo que no es? ¿Cómo se puede ver algo que no es, pero parece ser y está ahí? ... ¡Ni Heidegger!
 
Mientras el país camina, sin vitaminas, hacia la anemia algunos pugnan por adelantar la temporada de la siega y llenar, así, su despensa y granero. Tienen prisa, mucha prisa. Justifican su diligencia aduciendo que el pueblo arde en deseos de fiestas multicolores. Mienten como bellacos. Temen que gentes de otras parroquias, e Iglesias, con hoces y sin banderas se apresten por sorpresa a la recolección para pasmo de los clásicos.
   La hiedra corrupta no entiende de identidades, lenguas ni patrias. Se mete por cualquier resquicio chupando energías, debilitando cuerpos sanos, enajenando voluntades. Mientras ello ocurre los presidentes, o los aspirantes a serlo, siguen traficando con el veneno de las palabras. Deambulan atentos a las cámaras, preocupados por el grano, el hórreo y la masía; sobreviven prisioneros de soflamas, mantras y promesas incumplidas.
Estamos cansados de tanta decadencia.

23.10.14

SOBRE LA TELE I RÀDIO PÚBLIQUES







SENYORA ORTEGA: NO CALIA


Son múltiples les sospites que cauen sobre la teulada de la ràdio i televisió públiques catalanes. Molts ciutadans intueixen que els mitjans de comunicació de la Generalitat no apliquen un nivell raonable d’ objectivitat en els seus programes informatius i, fins i tot, en els d’entreteniment. Aquesta percepció de manca de pluralitat informativa no es exclusiva dels grups polítics opositors sinó també s’ha expressat mitjançant queixes de professionals i sindicats de periodistes.
Darrerament aquesta actuació tendenciosa de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals s’ha vist complementada per un conjunt de mesures arbitraries preses per el Consell Audiovisual de Catalunya (CAC) que controla, amb ma de ferro, un dels fidels executors de les decisions del conseller Homs, Roger Loppacher.
Doncs bé, tot i comptar amb aquest brou de cultiu tan ‘útil’ – que alguns anomenen irònicament ‘la ratafia mediàtica’ en contrast amb la famosa ‘caverna mediàtica- el Govern català sembla no tenir prou subjectes les peces del entramat. L’ultima ‘recomanació’ l’ha deixat anar, descaradament, la vicepresidenta Joana Ortega quan ha demanat –potser exigit- als gestors del mitjans públics el següent:
  “… que defineixin, que elaborin i distribueixin programa, continguts i serveis audiovisuals orientats a la creació de les condicions necessàries per a la plena eficàcia dels drets fonamentals de llibertat d’informació i de lliure expressió i que, en definitiva, facilitin la participació dels ciutadans de Catalunya".
No calia senyora Ortega. Tots coneixem la simpatia de la ràdio i tele publiques envers l’anomenat ‘procés’. Tots hem comprovat el desplegament informatiu al respecte i les hores esmerçades en tot aquest assumpte. Ara be, se’ns fa estrany que la vicepresidenta, en altre temps defensora bel•ligerant de d’independència dels mitjans, esdevingui enguany tan intervencionista.
 No calia senyora Ortega.

17.10.14

VA LLEGANDO LA HORA





LA TONADILLA DE JUNQUERAS

Intento, aunque no las comparta, respetar las opiniones de los demás. ¡Ojo! Siempre y cuando se expresen con corrección y observando las pautas de convivencia de las que nos hemos dotado como sociedad democrática. Siento una gran consideración hacia todas aquellas personas, colectivos y entidades que son capaces de exponer sus criterios e ideas aun a sabiendas que pueden llegar a ser escarnecidos por ello. Pero esta predisposición hacia terceros no me coarta a la hora de señalar como erróneo, o inadecuado, todo aquello que otros puedan llegar a argumentar. Permítanme, pues, que lance un dardo inofensivo y verbal hacia las palabras y actitudes del presidente de ERC, Oriol Junqueras.
He leído con suma atención la entrevista realizada por El Periódico al líder republicano. He escuchado atentamente sus declaraciones en Cataluña Radio… Ustedes me perdonarán pero me ha parecido patético y fuera de lugar el tono lastimero con el que Junqueras abogaba por alcanzar la independencia. Me ha parecido pueril su empeño en las prisas. También se me antojan deshonestas las afirmaciones recogidas, en el Periódico, de las que se desprende que todas nuestras miserias y desgracias se van a solventar con el advenimiento de la independencia. No sé si todo ello considerarlo como la apoteosis barroca de lo ‘naif’ o como un gran engaño trufado de demagogia.
Respeto, insisto, las opiniones de muchos independentistas y las movilizaciones que llevan a cabo para acercarse a su objetivo. Abomino, en cambio, de todo aquel que, jugando con la buena fe de los ciudadanos, promete paraísos que no son de este mundo. ¿Acaso alguien cree que los presupuestos de una Cataluña independiente permitirían acabar con el paro, las listas de espera, la pobreza etc.?
Sólo un demagogo puede intentar hacernos creer que ‘l’endemà’ todo será felicidad obviando, así, la perversidad del sistema, su falta de respeto por el medio ambiente; su culto al dinero, al consumo y a la individualidad mal entendida...
Puedo llegar a comprender que Oriol Junqueras está abrumado por las circunstancias que se le vienen encima. Puedo aceptar que se emocione cuando habla de la patria e, incluso, que reitere mil veces sus tópicos favoritos con tono lastimero. Ahora bien, lo que me parece incorrecto es que amague al ciudadano la realidad, el precio a pagar por una aventura de final incierto y las dificultades que se avecinan.
Junqueras dice estar harto de palabras huecas y demanda hechos. Paradójicamente, hasta el día de hoy, lo suyo han sido todo palabras; los hechos -equivocados o no- los ha protagonizado Artur Mas. Seamos un poco serios, por favor.

12.10.14

EL FESTIVAL 9N CONTINUA...




MAS:¿UN BAKUNINISTA EN ACCIÓN?



Y el espectáculo continúa. La incertidumbre respecto al 9N ha sumergido la sociedad catalana en una feria de mensajes cifrados, declaraciones, rumores, y reuniones secretas que no lo son. Titulares de periódico y frases huecas en boca de timoneles y grumetes, no faltan.  Apariencias y publicidad institucional subliminal tampoco.
Ustedes me perdonarán pero, a veces, tengo la sensación que algunos de los líderes políticos no controlan suficientemente ni la dimensión ni el contenido de sus palabras. Y lo cierto es que hemos sido condescendientes con muchas de las ocurrencias e ironías de Francesc Homs; también con el verbo radical de Rull y los talibanes convergentes, cierto, pero no estábamos tan acostumbrados a oír a un Artur Mas convertido en aprendiz de Bakunin, en admirador de Enrico Malatesta. Cuando el presidente de la Generalitat, en Manresa, de cara al sol, les dice a sus correligionarios:
“nuestro adversario es el Estado, un Estado intolerante, prepotente e ineficaz, que se burla de la democracia y que quiere encerrar a Cataluña en una jaula…”
¿Sabe el Presidente cuál es la magnitud de lo que dice? ¿Acaso olvida que España está dotada de un estado democrático de derecho del que forma parte la Generalitat?
 
En ‘Dios y el Estado’ Bakunin decía: “rechazamos toda legislación, toda autoridad y toda influencia privilegiada, patentada, oficial y legal, aún salida del sufragio universal…” ¿Reniega Artur Mas también la legitimidad de las urnas? Espero que no.
Insisto, Cataluña vive sumergida en una ciénaga de declaraciones, incertidumbres, frases altisonantes y mensajes de difícil digestión. Para devolver la moral de combate a sus parroquianos Mas también clamó en la fiesta convergente:
 “tened la satisfacción y el orgullo de que ningún partido político catalán había ido tan lejos”.
¡Uf! Me parece que el presidente de la Generalitat desconoce aquella frase que hizo famosa Oliver Cromwell cuando dijo:
  “Nunca se va tan lejos como cuando no se sabe a dónde se va”.
Lamento decirlo pero soy de los que creen que Mas ha perdido la brújula.

7.10.14

COMPARATIVAS PILARIANAS







PILAR RAHOLA Y LAS COMPARACIONES




Leo la columna de Pilar Rahola en ‘La Vanguardia’ y, de inmediato, viene a mi mente aquella famosa y manida locución latina que dice: ‘excusatio non petita accusatio manifesta’. Rahola, mujer que domina el arte de la escritura para decir, sin que se aprecie intención aviesa, lo que quiere decir, afirma:
 
“Las diferencias con 1934 son de tal calado que  la sola comparación ya denota mala fe”.

Quizás sí, quizás algunos juegan a transportar mecánicamente aquellos acontecimientos violentos para insinuar que el actual gobierno de Artur Mas, si se empecina en saltarse la ley, puede acabar preso en el buque ‘Uruguay’ de turno. Pues bien, a esos tremendistas vamos a calificarlos de exagerados, a recordarles que estamos en la Europa del siglo XXI y que en la actualidad el poder de disuasión de la economía es mayor que el de las rejas.
Deformación profesional la mía si quieren, pero gozo releyendo papeles de aquella época con el afán de comprender lo que aconteció. Con la intención de que no se materialice aquella advertencia marxista según la cual los hechos, cuando se producen dos veces, una vez lo hacen en forma de tragedia y otra vez como farsa. Un servidor de ustedes, obviamente, no va a recurrir a la conocida imagen del presidente Companys y su gobierno encarcelado a raíz de los hechos del seis de octubre. No. Ahora bien, voy a tomarme la licencia de reproducir un fragmento del diario republicano ‘El Diluvio’ que, analizando lo sucedido, decía así:
 
“En el régimen autonómico catalán, como en todo sistema de gobierno, las instituciones están muy por encima de los hombres que las encarnan. Estos son lo secundario y pasajero; aquellas lo permanente y fundamental. No se ha producido en Cataluña un desplome de las instituciones, sino un derrumbamiento de los hombres que ostentaban su representación, los principales dirigentes de la autonomía catalana han demostrado su absoluta ineptitud para las funciones de gobierno”
 
Pues eso. El país funciona y la autonomía también -aunque sería deseable mejorarla decididamente en un sentido federal- y el desperfecto, la avería, está localizada en el timonel, sus socios y grumetes. Artur Mas y los suyos han fracasado, nos han metido en un callejón sin salida. Y en esta afirmación comparada, amiga Pilar, no hay mala fe sino una pizca de verdad aunque hayan pasado ochenta años.

6.10.14

PALMAS GOTICAS

video

30.9.14

PER EXPLICAR LA HISTÒRIA COM CAL.....






UNA HISTÒRIA FETA A MIDA


Diré el pecat però no el pecador. No cal. Començo a estar una mica cansat de la manipulació de la història, de la atribució generosa d’accions heroiques a uns, del silenci malintencionat envers d’altres. D’un temps ençà assistim a una versió del passat que, al meu entendre, obvia moltes coses que van succeir. Sospito que volen fer-nos una història a mida. Ens volen acostumar a la lloa dels avantpassats de determinades formacions polítiques –sobre tot de les que encara son actives en el país- i a l’oblit d’altres que varen tenir un fort protagonisme però decaigueren. Sí, el criteri dels nous censors és el següent: les formacions i idees que a ulls d’avui no siguin ‘políticament correctes’ millor marginar-les. Aquesta discriminació es reflecteix sovint mitjançant un tractament exquisit, i reverencial, envers polítics i partits (permetin-me l’expressió) del establishment republicà burgès, i l’oblit dels altres. M’explicaré. El meu mal humor, diguem-ne històric, es va desfermar fa pocs dies quan, en el transcurs d’ una tertúlia/polèmica televisiva, un independentista de dretes va manipular sense rubor la figura i el pensament de Salvador Segui, El Noi del Sucre, per rebatre els seus contrincants. El fet no passa de l’anècdota però fa pensar. Si a més de la condemna al oblit, hi afegim una utilització sense escrúpols de persones i pensaments a anys llum, ideològicament parlant, la tergiversació del passat por esdevenir perversa. Davant situacions d’aquesta mena la ignorància és perillosa; el silenci, sovint, tendenciós i culpable.
De un temps ençà algunes publicacions, de pretesa divulgació històrica, posen l’accent només sobre personalitats polítiques i històriques ideològicament homologables amb d’altres d’actuals. Tan és així que sembla que en la vida d’aquest país només existeixin, per exemple, els esdeveniments del 1714, la política institucional de la Generalitat Republicana i el “pujolisme”. Error. Aquests ‘divulgadors’ ens volen amagar, per exemple, que el 19 de juliol de 1936 la rebel•lió militar va ser sufocada per la actuació decidida dels treballadors en armes organitzats en els seus sindicats de classe. Molts d’aquests ‘revisionistes’ han pretès o pretenen desdibuixar l’energia del proletariat català, tan a la reguarda com al front. Hom te la impressió que, per alguns, la lluita revolucionària dels obrers durant els inicis del segle XX es un destorb per la construcció del seu relat, per la seva justificació del present. Mentre en 1934 alguns, com el conseller de governació Josep Dencàs, fugien per les clavegueres de la Generalitat i marxaven a l’exili altres - com els Ascaso o Bonaventura Durruti- ja intuïen que la mort els esperava en combat defensant la legalitat republicana.
A cadascú el que li pertoca, d’acord. Però el silenci ordit davant determinades personalitats, sindicats i partits es força anòmal. Molts dels que avui gosen esmentar frívolament a ‘El Noi del Sucre’, Joan Peiró, Àngel Pestaña, Teresa Claramunt i , fins i tot a Pi Margall, haurien de pensar-s’ho dos cops abans de parlar. Tothom sap qui són els ‘amics’ del poble i qui no ho és tant. Sospitar sobre els silencis històrics comença a ser habitual en aquest país..

29.9.14

OTRA LEGISLATURA PERDIDA...Y VAN TRES






HARTO DE ESTAR HARTO


Mientras el responsable de Competencia y vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, nos advierte de los riesgos económicos y políticos a los que se enfrenta Europa aquí, algunos, están ocupados por cosas  más ‘estomacales’ y monotemáticas. Parece ser que a la casta autóctona del país le trae sin cuidado la amenaza de una tercera recesión y el auge de los populismos. Andan tan convencidos de que la consulta, y la independencia, es el mejor antídoto para sanarnos que no vale la pena preocuparse por nada más. El objetivo -el suyo- es sacar las urnas a la calle en olor de multitudes. Tanto da el fallo del Tribunal Constitucional porque la única legalidad legítima es la de los que ocupan las calles al llamado de entidades subvencionadas.
Desde las filas socialistas se reitera, hasta la náusea, la oferta de cambio de la Constitución en una línea federal a sabiendas que pocos quieren oír hablar del tema. También se insiste en las críticas dirigidas a los presidentes de gobierno a los que se culpa de la pésima gestión de la cuestión… Desde el Partido Popular se lanzan advertencias apocalípticas a Artur Mas y se exhorta a Duran a dinamitar la dependencia de CiU respecto de ERC. Desde el cosmos de los antisistema se juega a pedir lo imposible mientras IC medita y regurgita…
Ustedes me perdonarán pero un servidor ya está un poco harto de este festival. Harto de intoxicaciones televisivas, de artimañas de fin de semana, de historias manipuladas, de urnas con apariencia de microondas barato. Avergonzado de ver consellers pelotas fotografiando la agresiva firma que Mas plasmó sobre el decreto de marras. Harto sí, del mono tema que todos sabemos que va a acabar con unas elecciones anticipadas –en Cataluña se imponen las legislaturas bianuales- y un vuelta a empezar. Eso sí, mientras tanto las listas de espera sanitarias crecen, las inversiones se estancan y el personal anda cada vez más encabronado porque les tocan, a unos, los sentimientos; a otros, la capacidad de raciocinio y la moral.
Por favor, dejen ya de marear la perdiz, permítannos salir del pozo. Digan con claridad que vamos a elecciones anticipadas, que Europa no está para bromas secesionistas ni ‘teresinas’ disfrazadas de Juana de Arco. Devuelvan al personal –aunque solo sea por unos meses- el placer de lo multitemático confeccionado desde la pluralidad.