El blog d'en Joan Ferran

25.1.15

MUJERES 'POLITICAMENTE INCORRECTAS'






VIRGILIA D’ANDREA


Virgilia D’Andrea, poetisa, periodista, militante libertaria antifascista, nació en 1890 en una pequeña ciudad italiana de los Abruzzos, Sulmona, en la que siglos antes también viera la luz Ovidio. Tras la pérdida de sus padres a muy temprana edad Virgilia ingresó en una institución religiosa católica donde adquirió formación como maestra. A la edad de 19 años se trasladó a la ciudad de Nápoles donde completo sus estudios universitarios y donde su sensibilidad poética cohabitó con una profunda preocupación por las injusticias sociales. Virgilia D’Andrea trabajó como maestra durante un cierto tiempo. La entrada de Italia en la Primera Guerra Mundial la llevó a participar en protestas y movimientos anti intervencionistas, más tarde a simpatizar con el pensamiento anarquista. Compañera sentimental de Armando Borghi militó activamente en la Confederación Italiana de Sindicatos (USI). Colaboró y escribió en el periódico ‘Guerra de clases’. Por su participación activa en el movimiento revolucionario fue encarcelada en Bolonia y Milan bajo la acusación de conspirar contra el estado. Es en la cárcel donde escribe sus primeros poemas que en 1922, con el título de ‘Tormento’, verán la luz. Con la llegada del fascismo al poder abandonó Italia y se trasladó inicialmente a Berlín para, posteriormente, recalar en París donde residirá casi tres años. En 1926 decide marchar a Estados Unidos.
Su militancia política no se detiene en América donde denuncia el asesinato ‘legal’ de Sacco y Vanzetti organizando bajo el ideario libertario a emigrantes de origen italiano. Virgilia D’Andrea muere en 1932 en Nueva York poco antes de la publicación de la seleccion de poesias ‘Luces en la noche’.
Sus poemas llenos de sensibilidad, vibrantes y tensos son un alegato a favor de liberar al hombre de sus opresiones. Virgilia D’Andrea, la poetisa de la anarquía, utilizó la literatura como una herramienta imprescindible para la lucha. En una época como la nuestra, en un país como el nuestro, en que la historia es utilizada vilmente para confirmar lo que ya se tiene en mente, conviene una desideologización de la historia. Nada mejor que recuperar los versos y la lucha de una mujer crítica con el sistema.
No, no sono vinta, vibra in me, piu forte,
l’ardente fede nella angusta cella.

22.1.15

F. MARC ÁLVARO Y LOS ENTERRADORES DEL SUFLÉ






EL ARTICULISTA Y LA PRISA


Permítanme un punto de ironía iconoclasta. Llevamos tanto tiempo dándole vueltas al monotema que no sería de extrañar que, dentro de cuatro días, la expresión ‘discusiones catalanas’ compita con la ya clásica ‘discusiones bizantinas’. Me explicaré. El periódico La Vanguardia ha publicado un extenso artículo de Francesc Marc Álvaro dedicado a comentar, no ya la temperatura patriótica de los catalanes y su nivel de identificación con el país, sino a elucubrar acerca de las prisas de los llamados ‘unionistas’ por enterrar el menguante suflé soberanista. El escrito en cuestión lleva por título: Las prisas de los enterradores.
 
No consigo ocultar mi perplejidad ante la capacidad de autos auscultación que gastan algunos de nuestros conciudadanos con columna reservada en la prensa diaria. Verán, para ellos, lo significativo no es ya la volumetría del famoso suflé, si sube o baja, sino si fulanito o menganito –pérfidos unionistas- anhelan que el pastel del ‘procés’ caduque. Kafkiano y bizantino el temita. La prisa que Marc Álvaro atribuye a los enterradores-sepultureros me parece tan intranscendente como inofensiva y legítima. Nada que ver con aquella diligencia revolucionaria que gastaban los federalistas intransigentes en tiempos de la Primera República española y que, críticamente, describió Engels en su obra Los bakuninistas en acción. Prisa también la de algunos sectores del movimiento obrero catalán y español deseosos en los años treinta de hacer la revolución antes que apuntalar la legalidad republicana; o aquella otra que en octubre del 36 proclamo el Estado catalán… aquello sí que eran prisas a destiempo.
 
A día de hoy los enfermos de prisa tienen nombre, apellidos y siglas. Habitan entre nosotros y llevan tiempo dándonos la tabarra. Los hay gradualistas, los hay inmediatistas. Eso sí, ambas tendencias están preparadas para alimentar la llama y el suflé sea por vía institucional, o movimental, durante los meses que restan hasta llegar a la traca del Once de Septiembre. Un servidor no entiende de veleidosos enterradores y sepultureros. Observa, eso sí, que algunos voceros del monotema comienzan a perder la paciencia, a buscar tres pies al felino de turno… Pues bien, para apaciguar a los inquietos nada mejor que la música o la poesía. Decía León Felipe:
 
  “Voy con las riendas tensas y refrenado el vuelo, porque no es lo que importa llegar solo y pronto, sino llegar con todos y a tiempo”.
 
No me malinterpreten. Cada cual, como es obvio, tiene su particular punto de llegada… pero sin prisas ni cementerios.

18.1.15

LES PASSES ENRERE DE CiU






RULL I ELS MENXEVICS



  Sí, senyores i senyors, diuen que ha arribat el moment d’esmolar les eines. La campanya electoral ha començat i durarà, almenys, un any. Sembla que algú s’ha entestat en que aquest país estigui en campanya electoral permanent i que li sigui més còmoda la convocatòria d’eleccions que no pas la governança. A hores d’ara tothom fa el seu paperot. Oriol Junqueras intenta marcar perfil i li endossa una cop de destral a Artur Mas afirmant que la corrupció dels vells dirigents convergents li fa fàstic. ERC tem la contaminació. Acte seguit Josep Rull –figura en ascens després de la mort política d’Oriol Pujol- esperona als deprimits quadres del seu partit a ampliar la majoria sobiranista. Vol fer-los oblidar que el cap  de colla pretén difuminar les sigles de la coalició, no fos cas que recordessin en excés als Jordi Pujol, els Prenafeta o al 3%.
 
El beneït d’en Josep Rull els diu als seus correligionaris que han de fer “tres passes enrere per tal que el país faci una passa endavant”. Em fa gràcia aquesta afirmació tan, diguem-ne, leninista. Tothom critica a Podemos i a Pablo Iglesias de criptomarxista-leninista bolivarià i vet aquí que és el nacionalista Rull qui desenterra la literatura política d’en Vladimir.
 
Quan al maig de 1904 el revolucionari rus va escriure: ”Un pas al davant, dues passes enrere”, afegint-hi el subtítol “Una crisi al nostre partit” va voler criticar l’oportunisme dels menxevics en les qüestions polítiques i organitzatives al temps que parlava de les diferències internes entre majories i minories. La historia es pròdiga en paral•lelismes. La crisi de partit en la galàxia convergent hi es. No sé si a la sí de CiU hi ha minories discrepants o no, però sospito que línia dura, amb aroma bolxevic, potser sí.
  Pobrets els menxevics!

10.1.15

EL RIDICULO DE MAS Y JUNQUERAS






ESPERPENTO A LA CATALANA


Algunos educadores y sociólogos explican que el uso generalizado entre la población juvenil -y la que no lo es tanto- de las nuevas formas de comunicación tipo SMS, WhatsApp o twitter reduce considerablemente la riqueza del vocabulario y el uso de un léxico variado y rico en sugerencias. No sé qué decirles. Comprimir ideas y mensajes en ciento cuarenta caracteres seguramente ejercita la capacidad de síntesis. Cierto, pero quizás eso actué negativamente sobre el uso del matiz y las formas. Muchas veces uno tiene la impresión de que el mundo que nos rodea es excesivamente taxativo y lacónico. Pues bien, cuando este fenómeno de reducción del matiz y el lenguaje escrito penetra en el ámbito de la política los efectos colaterales pueden ser altamente conflictivos. Observen, por ejemplo, la polémica que ha sido capaz de desatar un twitter de Willy Toledo con su afán de criticar el papel de Occidente en los conflictos que afectan a Oriente Medio. Aún recuerdo el alboroto que generó en su día otro twitter de Tony Cantó respecto a los animales; o las polémicas frases que lanza al espacio con frecuencia García Albiol, alcalde de Badalona, cuando se refiere a los musulmanes…
 
  Los mensajes comprimidos son como la comida fast-food, no siempre convienen a los organismos delicados y nuestra sociedad lo es. Pero cuando el tema puede llegar al ridículo más espantoso es cuando un presidente de la Generalitat, y un aspirante a serlo con prisas, riñen durante meses intentando salvaguardar sus intereses particulares y partidistas.
 
Repasemos. El primer acto del vodevil soberanista se inició con unas invitaciones reciprocas para asistir, como espectadores de primera fila, a sus respectivas conferencias públicas en un intento de fagocitar al invitado. Los ciudadanos espectadores no entendieron nada, Duran y los cuadros convergentes menos. Confieso que el segundo acto de la comedia fue más discreto -llamadas telefónicas, cartas y mensajes lanzados al éter por correligionarios segundones- aunque no exento de malicia. Pero, amigos mios, la apoteosis final ha llegado con la última misiva de Mas, la balbuceante respuesta de Marta y Oriol y un largo SMS presidencial. Poco serio y harto patético todo ello ¿No creen?
 
El supuesto dialogo-negociación entre Mas y Junqueras comienza a desplazarse desde el vodevil hacia el esperpento. Eso sí, un esperpento a la catalana, de país, de los de casa.
¡Ah!...Si Valle Inclán levantara la cabeza…

31.12.14

EL PRESIDENT Y SU ULTIMO S.O.S






EL BATISCAFO DE MAS 



Artur Mas, en su camino hacia la mítica Ítaca, ha abandonado la navegación de superficie. Lo hemos podido comprobar por el tono de su discurso de fin de año que, quizás  por su escasa sustancia, ha sido valorado de forma muy distinta por diferentes medios de comunicación. Algunos incluso insinúan en sus editoriales que el President no sabe qué hacer con el poder que ostenta en sus manos. Eso sí, en el citado discurso de cambio de año persisten los sacrosantos llamamientos a la unidad patriótica contra “la maquinaria institucional del estado”. Mas no consigue, ni por esas, ablandar el corazón partidista –que no partío- del vocalista Oriol Junqueras y su lady Rovira. El parlamento de Mas abordó la crisis y los problemas sociales en un par de escuetos párrafos más vacíos que llenos de ideas, y obvió, no podía ser de otra manera, hablar de la fetidez de una corrupción que políticamente le ha de ser familiar.
 
  Insisto, rumbo a la cada vez más lejana Ítaca, Mas abandona la nave para embutirse en el batiscafo ‘Melancolía’. Un artilugio que le permite aguantar tanto altas presiones como bajas pasiones y observar profundidades, pero que deviene inútil para navegar. Desde la sima ha lanzado un nuevo SOS a unos republicanos que no están para tirar cohetes, que observan como algunos de sus votantes, cansados de tanto oleaje inútil, prefieren apuntarse a ilusiones menos contaminadas de conferencias cruzadas y de ji-jis y ja-jas parlamentarios.
 
¡Ah! Recuerden, desde un batiscafo se pueden resistir grandes presiones pero jamás navegar por mucho que insistan con sus cantos las veteranas sirenas.

19.12.14

CIAO....VIRNA LISI


17.12.14

Y HERRERA TAMBIÉN HABLÓ.....





LA OCA Y EL JUEGO DE LA CONFERENCIA


Esto de las conferencias políticas se ha puesto tan de moda como los ‘selfies’. Hace un par de días le tocó el turno a Joan Herrera. El dirigente de IC  no podía ser menos que el resto de los dirigentes políticos, también optó por practicar el cansino juego de la oca-conferencia. Sí, fíjense, en el Fórum inicio la partida Artur Mas rodeado de hombres encorbatados y señoras predispuestas al halago. Allí el presidente de la Generalitat agitó los dados cuidándose mucho en no caer en la casilla 52 (la Cárcel) ni en la 31 (el Pozo).Ya se sabe, las querellas son peligrosas y las carga el PP. Siguió la partida oca-conferencia Oriol Junqueras intentando subir a las casillas 6 y 12 (el Puente) para no verse arrastrado por la corriente unificada que propugna el mandamás convergente. En el Museo Marítimo, en plena partida, emergió Miquel Iceta huyendo de la casilla 42 (el Laberinto) en la que intentaban extraviarlo unos cuantos egos díscolos sedientos de protagonismo… Y, por fin, le llegó el turno al bueno de Joan Herrera instalado en la casilla 19 (la Posada ‘Vivo sin vivir en mí’) proponiendo un póker de referéndums y expulsando de las izquierdas a los sociatas…
¡Qué agobio! Todos ellos dándole al cubilete con la cantinela ‘de oca a oca y tiro porque me toca’ deseando ganar la partida y no caer en la calavera. Afortunadamente Don Mariano no juega, le va más eso del plasma y el mitin entre correligionarios y Duran optó, hace tiempo, por homilías semanales publicadas en su blog. Ya lo saben ustedes. Si quieren seguir la moda imperante en el país monte una conferencia abierta, inviten a sus adversarios políticos y ubíquenlos en primera fila, rellenen el patio de butacas con cuatro activistas sociales o culturales. Algún hombre de negocios tampoco queda mal. Inviten a la prensa subvencionada -o no- y ya está. Con un poco de suerte y sin soltar inconveniencias conseguirán que algunos tertulianos de la tele y radio oficiales les traten bien. Hay quien dice que el juego de la oca es florentino, de la época de los Médici. Otros, en cambio, lo ubican en el asedio de Troya. Ustedes eligen.

14.12.14

JAUME CIURANA : TALIBAN, CENSOR Y MAL GOBERNANTE

Jaume Ciurana, concejal del ayuntamiento de Barcelona y hombre de Trias para los ámbitos culturales de la ciudad, vuelve a obsequiarnos con una nueva talibanada provinciano-folclórica. En su hoja de servicios a la ciudad condal encontramos el veto a una foto artística con la imagen de un torero; también se vanagloria, este talibán, de haber eliminado la placa conmemorativa del la Constitución decimonónica de la plaza Sant Jaume, de perseguir la simbología masónica de la biblioteca Arús, de no autorizar la filmación de unos pasajes de la serie Isabel de TVE...y ahora quiere convertir el Museo Etnológico en un expositor de la Grossa i la butifarra amb mongetes...Transcribo documento firmado por antropólogos del país que cuentan mejor que un servidor el meollo del asunto.
 
 
BARCELONA I ELS MUSEUS COM A PESSEBRES
 
Fa diverses dècades que els museus etnològics clàssics, guarnits a les antigues metròpolis amb fons provinents dels territoris d'ultramar, experimenten arreu una mena de crisi existencial. Concebuts i inaugurats de manera general durant l'època d'exaltació de l'empresa colonial com a instruments de propaganda, només sobreviuen a la mala consciència dels temps actuals al preu d'una reformulació museogràfica completa, per bé que aquesta pot prendre rumbs molt diversos. En alguns casos, aplicant una estratègia generalitzada dins del sistema museístic internacional, aquestes institucions, hereves dels gabinets romàntics de curiositats, han encetat processos d'autorreflexió -i, per què no, també d'autoinculpació- que s'han traduït en una voluntat gradual de fer visibles, més o menys críticament, les condicions de la seva emergència i consolidació. En d'altres, en canvi, la manca de decisió o de lucidesa de la part dels seus gestors polítics i/o tècnics ha abocat aquestes institucions a una mena de paràlisi estructural, senyal inequívoc, de fet, d'una futura i, gosaríem dir-ne, saludable extinció. Aquests dies, els advocats de la política cultural de l'Ajuntament de Barcelona deuen estar redactant recargolats al·legats, a l'aixopluc de les dignes teulades del Palau de la Virreina, allà on rau l'Institut de Cultura de Barcelona, per tal d'apagar l'incendi provocat pel judici públic obert al Museu Etnològic de Barcelona (d'ara endavant MEB). Com correspon als temps que corren, la polèmica envolta aquesta vegada la suposada cosificació de la cultura i identitat catalanes que posarà en pràctica el nou MEB a partir de l’any vinent, quan l’equipament torni a obrir les seves portes després d’una costosa reforma i d’una llarga inactivitat. Val a dir que les consignes i els titulars s'acostumen a imposar sobre els matisos, i que en aquest cas com en altres fóra convenient no confondre de manera automàtica els desitjos humits dels comissaris encarregats de vetllar pel compliment de l'ortodòxia amb el pragmatisme i el sentit comú que afortunadament encara romanen entre els tècnics que gestionen aquests equipaments. Sigui com sigui, se'ns anuncia que el MEB serà espoliat -mai millor dit- de les seves col·leccions exòtiques, provinents en la seva major part dels països que havien format part en un moment o altre de l’atribolat imperi colonial espanyol, com ara Mèxic, el Perú, el Marroc o Guinea, i que ara hauran de cercar la seva terra de promissió al flamant Museu de les Cultures del Món (sic). Mentrestant, el nou MEB farà, diguem-ne, de la necessitat virtut, aprofitarà una part de les immenses col·leccions de cultura material que havien estat integrades a l’antic Museu d’Arts, Indústries i Tradicions Populars i, sense cometes que convidin a prendre una certa distància irònica, rebem la noticia que d'ara endavant centrarà la seva proposta museogràfica en l’exhibició d’objectes que pertanyen a la(es) cultura(es) catalana(es), sigui el que sigui que això signifiqui. A la dècada dels 90, alguns de nosaltres vàrem col·laborar en diverses ocasions amb el MEB. Recordem que aleshores la institució, un estrany i incòmode edifici construït a partir de mòduls hexagonals, a la manera d’un rusc gegant, patia malalties comuns amb la resta d’equipaments culturals de la ciutat (formació inadequada d’una part dels seus treballadors, un finançament que abocava al museu a la lluita per l’estricta supervivència, etc.) i d’altres que n’eren pròpies, com ara l’estructura rígida dels seus espais expositius, les dificultats d’accés a través dels camins de la muntanya de Montjuïc o la seva ubicació al revolt més tancat del vell circuit. Recordem, també, l’angoixa amb la qual l’equip de direcció vivia les magres estadístiques de visitants, sabedor que, davant l’embranzida neoliberal que assolava la Barcelona postolímpica, la supervivència del museu depenia del criteri insondable d’uns polítics ofuscats per assolir l’estricta rendibilitat econòmica dels equipaments culturals, insensibles a qualsevol raonament pedagògic, històric o fins i tot moral. Enmig del clímax d’autocomplaença que l’anomenat “model Barcelona” va estendre entre les elits polítiques i culturals de la ciutat, el MEB llanguia a les faldes de la muntanya, tot expiant els seus orígens colonials, amagat per no fer nosa, condemnat al silenci perquè el seu patrimoni semblava encabir-se poc i malament dins de la gàbia daurada en que s’havia convertit la xarxa de museus barcelonins. Just com ara. Ara, les nostres elits polítiques i culturals –ves que no siguin, al cap i a la fi, les mateixes- han trenat afanosament una solució per al MEB, al seu parer definitiva, un nou pas de volta dins l’operació d’embelliment i frivolització de la gàbia cultural barcelonina: el Museu de les Cultures del Món. Emmirallat en Jacques Chirac quan era alcalde de Paris i va tirar endavant l’edificació del Musée du Quai Branly davant la protesta de bona part dels departaments d’antropologia francesos i la joia poc dissimulada dels grans marxants d’art, en Xavier Trias sembla disposat a deixar la seva empremta sobre el teixit cultural de la ciutat. L’obertura d’un museu adreçat, un cop mes, al turisme massiu que roda i s'escampa dia sí i dia també per la ciutat, i que pretén essencialment rescatar la dimensió estètica dels objectes pertanyents a altres societats, tot reproduint la vella consigna de que l’acte de contemplació deu ser independent de les condicions de la seva producció i apropiació –per tal d’evitar potser que informacions inoportunes contaminin el judici pur i sensible dels espectadors-, és el quid de tota aquesta operació, la guinda exòtica que li faltava al pastís –o pastitx- del carrer Montcada i, de retruc, l’equació que vol resoldre el vell problema del MEB. Resulta un punt fascinant constatar cóm, al mercat cultural barceloní, es compleixen a la perfecció alguns dels corol·laris de la llei de Murphy, en particular aquell que afirma que tota situació dolenta és susceptible d’empitjorar. Resulta, en canvi, lamentable constatar la impunitat de què gaudeix una política cultural insensata, emparada en el control draconià de les subvencions i en les amenaces vetllades o simplement grolleres que deriven del seu exercici. La consigna, un cop més, és que qui s'hi mou no surt a la foto. Així, presentat com un fenomen meteorològic natural i inexorable, el futur Museu de les Cultures del Món s’aboca a la consagració superficial de l’exotisme, en el típic registre multiculti i acrític tant del gust de les nostres elits, tot eliminant aquelles col·leccions que, com ara les magribines –segurament les més nombroses de tot el fons del MEB-, trasllueixen una dosi massa reduïda d’exotisme i ens remeten en canvi massa explícitament a l’experiència colonial que va permetre la seva conformació. De retruc, el destí reservat per al nou MEB és un altre. Arrossegat per la marea identitària que ens envolta, però tal vegada conservant la particular declinació que CiU imposa sobre aquestes matèries –una celebració resistencial i teleològica de la cultura catalana, nodrint la ficció que aquesta es pot abstraure de la història de la lluita de classes i en definitiva de tota conflictivitat social-, el nou MEB sembla apostar, a falta d’altres informacions que ens indiquin el contrari, per la via de la reïficació del present i l’oblit dels episodis més foscos del nostre passat recent, per l’exhibició despolititzada dels estris de la nostra cultura material i, en fi, per la cultura entesa com a pessebre i no pas com a conflicte, negociació i, ocasionalment, entesa. Una mateixa paraula, sí, però amb significats diametralment oposats.
 
GRECS Grup de Recerca sobre Exclusió i Control Socials Universitat de Barcelona

12.12.14

PRIM Y LOS BORBONES






PRIM , LA HISTORIA Y LA MEMORIA


Últimamente se oyen, y leen, tantas memeces en los medios de comunicación que a uno le entran ganas de discutir algunos tópicos, aunque solo sea para incordiar. Se atribuye indistintamente a Winston Churchill, o a George Orwell, la famosa y sobada frase consistente en afirmar que la historia la escriben los vencedores. Pasando de paternidades, a un servidor le gustaría apostillar algo al respecto: los perdedores también intentan escribir, o reescribir, la historia. ¡Ei! Y los ingenuos, y los zumbados, y los faltos de cariño, y los visionarios…
 
Hoy en día todo el mundo se atreve con la historia. Lejos quedan derrotados, como el griego Tucídides, gran narrador de las guerras del Peloponeso; más cerca quedan los seis millones de euros empleados por el Govern de la Generalitat para glosar el Tricentenario de otra derrota. Eso sí, al gusto de consellers y comisarios políticos de turno.
 
Decía Eduardo Galeano que es cierto eso de que la historia la escriben los ganadores, pero añadía: “a parte del botín también se quedan con la memoria”. Siguiendo la moda imperante la historia y sus personajes se prodigan en discursos de políticos y declaraciones solemnes. Mariano Rajoy afirma sin inmutarse que eso de la crisis –aceptemos la redundancia- “ya es historia pasada” ¡Que desfachatez! Obviamente no voy a atormentarles con los viajes rumbo a Ítaca descritos en la supuesta Odisea a la catalana. No, todo ello está muy visto. Pero ruego me permitan la licencia de comentar, sin malicia, el uso que ha hecho el Felipe VI de la figura y la memoria del general Prim calificando su ‘seny’ como un patriotismo irreductible que dedicó generosamente a España entera.  No pienso discutir las virtudes castrenses de Prim. Sin duda las tuvo. Tampoco voy a poner en cuestión su trayectoria como político liberal. No voy a abominar de él, como hacen algunos nacionalistas, recriminándole haber bombardeado la ciudad de Barcelona. No es de recibo interpretar la historia sacándola de su contexto. Ahora bien, intento tan solo comprender que oscuras intenciones han llevado al monarca a citar, y glosar, al general que bajo el grito ¡Abajo los Borbones! pugnó por instalar en España la dinastía de los Saboya. Joan Prim fue un gran militar pero también un gran conspirador anti borbónico.
¿Tendrá razón Eduardo Galeano cuando nos dice que los vencedores pretenden quedarse incluso con la memoria de sus adversarios?

9.12.14

PABLO IGLESIAS......... POSSE






PABLO IGLESIAS



Hoy, 9 de diciembre, conmemoramos, un año más, la muerte en 1925 de Pablo Iglesias Posse, fundador del PSOE y de la UGT. Lo podemos hacer recuperando palabras de Ortega y Gasset, el cual, como Antonio Machado, le dedicó páginas cargadas de entusiasmo y admiración al impulsor por excelencia del socialismo en España. Así, en su artículo "Pablo Iglesias", publicado en El Imparcial el 13 de mayo de 1910, tras conseguir por primera vez acta de diputado por Madrid para el Congreso quien era "padre del socialismo español", Ortega se deshace en elogios al "santo laico" que fue capaz de concitar el apoyo de cuarenta mil votos para llevar virtud política e ideas socialistas al parlamento. Del líder socialista, el filósofo, entre otras cosas, dice:
 
"Pablo Iglesias es todo él socialismo. No hallamos en su vida un punto oscuro: ¿por qué? Sus actos han seguido siempre con heroica docilidad a sus convicciones: como los teoremas de un axioma, se derivan sus actos de la idea socialista. Cierto; los hombres son también importantes: lo son altamente cuando el hombre es ejemplar. Pero ¿de qué puede ser ejemplo un hombre si no es de una forma general de humanidad, es decir, de una idea? Pablo Iglesias es una magnífica incitación al respecto, porque es la transubstanciación de la idea socialista. De aquí que la fe, en el hombre tipógrafo, no sea, en el fondo, sino fe que tienen aún 40.000 vecinos de Madrid en el poder de las ideas para conducir las acciones de los hombres"
 
(J. Ortega y Gasset, Obras completas, Tomo I, Taurus, Madrid, 2004, p. 346) Post en Argumentos Socialistas de J.A Pérez Tapias

4.12.14

Breus reflexions des de l'esquerra 2010-2013


L’AVEL•LÍ, ‘ELS BREUS’ I LES DEFINICIONS

El proper dissabte 13 de desembre tindrà lloc a Vilanova i la Geltrú la presentació al públic del llibre “Breus reflexions des de l’esquerra 2010-2013”. Entre el mes de desembre de 2010 i el de 2013 un home bo, honest i solidari –l’Avel•lí Serrano Moreno- va anar escrivint notes, anàlisis i opinions diverses sobre l’actualitat social i política, la cultura i la vida quotidiana. La seva prosa entenedora convidava i convida a la reflexió. Els seus pensaments varen engrescar a altres persones a dir la seva per escrit. El que en un bon començament va ser una aportació individual, fruit d’una circumstancia particular, va esdevenir un exercici col•lectiu ple de bones vibracions. Tant és així que aviat tindrem entre les mans un parell de volums editats per ‘El Cep i la Nansa’ on hi podreu trobar això del que us parlo.
L’Avel•lí, en donen fe les idees que va deixar escrites, era un home d’esquerres de debò. Sí, d’aquells que coneixem més per la seva trajectòria i compromís social que no pas per paraules grandiloqüents pronunciades davant d’un auditori de convençuts. Us preguntareu on vull anar a parar amb tot això. Molt senzill. Més enllà de retre merescut homenatge a la feina feta per l’Avel•lí, vull sortir al pas de tots aquells que, durant els darrers temps, intenten apropiar-se del nom de les coses, de les definicions, del pensament que és patrimoni de tots. Diuen que el socialisme i la socialdemocràcia estan en crisi però, ves per on, ara resulta que tothom vol posseir el copyright de la marca socialdemòcrata. Ho pretén ERC. Ho reivindiquen els que han fugit del PSC. Sembla ser que ‘Podemos’ i PSOE competeixen per ajustar les seves propostes als canons de la Internacional. Fins i tot hi ha qui diu que CDC té una forta ànima socialdemòcrata. Són, som, com a criatures barallant-se per una joguina...
Deia l’Avel•lí en un dels seus Breus, després de parlar de Plató i Aristòtil, que ‘les idees socialistes s’han anat formant entre la utopia i la transformació material de la societat’. Sàvies paraules les seves que agermanen idees en plural i realitats concretes.
Sospito que, en aquest conjunt de més de 540 articles recollits en el llibre esmentat, el lector no trobarà cap definició definitiva ni cap intent apropiació de conceptes. ‘Els Breus’ escrits per l’Avel•lí són , sobre tot, oberts, polièdrics i interpretables. Perquè, amics meus, hom comença a estar fart de definicions exactes i tancades. Prefereixo pensar que el socialisme és el corrent de fons que, des de fa segles, lluita per l’emancipació dels humans, que ho fa sota l’impuls d’una moral i un sentiment difícil d’explicar, que està en el germen de tota rebel•lió contra el que és injust. L’Avel•lí ho tenia clar.
‘Els Breus...’ són una lectura balsàmica pels temps que corren.

1.12.14

SE ACABAN LOS CONSENSUALISMOS VACIOS....



UNA LECCIÓN URUGUAYA

En la alborada de este colosal triunfo de la izquierda uruguaya, se hace necesario analizar algunas de sus causas y sus desafíos de cara al próximo quinquenio. Esta fuerza política transgresora que en sus jóvenes cuarenta años ha logrado conducir los destinos de la nación por tercera vez, sigue emergiendo con su impronta en el seno de una sociedad que supo reconocer en sus logros la necesidad de su continuidad. Muchas acciones concretas o políticas innovadoras y transgresoras podríamos apuntar como elementos objetivos que hicieron germinar esta tercera etapa del Frente Amplio hacia el camino de la sociedad del bienestar y la solidaridad, pero seguramente alguien las enumerará mejor que nosotros, si más de un escriba no lo hizo aún. Sin embargo lo que subyace en este triunfo es el rechazo al imposible reclamo de neutralidad o de distanciada perspectiva académica que desde una excelente campaña de marketing político y “Por la positiva” se intentó instalar, demostrando que cuando retorna lo político como lenguaje de la reivindicación democrática se acaban los consensualismos vacíos y los llamados a la reconciliación fundados en el olvido histórico.
El Doctor Tabaré Vazquez se comprometió a ahondar el proceso de cambio. Marcó con fuerza la irrevocable diferencia de las fuerzas en pugna, declaró su inquebrantable voluntad de mantener la mística de un derrotero hacia cambios más profundos. Y el pueblo lo acompañó. Ese espíritu jacobino de estar por delante de lo que la sociedad imagina que se puede hacer le ha permitido continuar definiendo el horizonte de nuestros conflictos y responsabilidades por un largo tiempo más. Pero este desafío que le confiere una vez más la historia no estará exento de peligros y amenazas. Se debe iniciar un camino de reflexión profunda sobre lo hecho hasta hoy. El derrotero histórico debe permitirle al Frente Amplio reflexionar sobre las elocuentes evidencias de sus fallas, pero no en las que se tropezó con resistencias efectivas, sino cuando logró imponerse sin fisuras. Las diferencias entre los sectores políticos que integran su fuerza no puede seguir primando sobre el programa de gobierno ni sobre el partido. Es imposible llevar este barco a un nuevo puerto triunfante si la lucha entre los sectores sigue siendo tan fratricida. Es inconcebible que la lógica amigo-enemigo siga emergiendo algunas veces, con más fuerzas entre los propios sectores que con los demás partidos. La defensa de los derechos de los trabajadores no puede impedir la imperiosa necesidad de reformular prácticas y estilos anquilosados en una burocracia estatal que en busca de mantener privilegios legitima una administración pública en terapia intensiva y con daño cerebral que continúa infectando al conjunto de la sociedad y a los potenciales inversores. Sin embargo existen signos alentadores que permiten vislumbrar la continuidad del proyecto exitoso. La imagen internacional alcanzada por el prestigio de ese “filósofo de barrio” que es el presidente Mújica, la talla de estadista ya demostrada por quien desde marzo conducirá de nuevo los destinos de la nación, la posibilidad de mantener y reforzar los lazos regionales de la patria grande con una trova de mandatarios con una visión muy similar en toda Latinoamérica (solo queda por definirse la situación de Argentina que con seguridad será timoneada por Daniel Scioli quien tiene innegables lazos afectivos con Uruguay y este proyecto) nos hablan a las claras de que hay un cómo y un con quién. El tremendo renacer a la militancia de las juventudes que avasalladas por un intento de criminalizarlas encontró en la lucha y en la defensa de un modelo la necesidad de la militancia y el sacrificio para continuar en el camino de las realizaciones. La irrupción de un sector político con un líder carismático y joven que desplegó una propuesta innovadora y fue encumbrado a la Vicepresidencia de la Nación despuntando el horizonte de una renovación necesaria para épocas futuras; son todos signos de que se puede. “Solo por amor a los desesperados conservamos aún la esperanza”, escribió Walter Benjamin siguiendo la senda de Walser y Kafka. Este tiempo presente nos exige, como en otras épocas de la historia, ser guardianes de tradiciones en peligro, pacientes escribas de mensajes lanzados en una botella al mar del futuro, constructores de utopías revolucionarias que más allá de las mutaciones de la historia, mantienen su vigencia. Custodios de las ideas y las palabras y no de las imágenes
www.republica.com.uy
 

28.11.14

MAS I LA PATENT DE CORS

 
 Què volen que els digui. A un servidor ja no l’impressionen les eufòries de Pilar Rahola a Can Cuní parlant del discurs del president Artur Mas. Tampoc em diuen res els aplaudiments de personatges encorbatats i el posat seriós d’un descamisat a primera fila. Menys encara les paraules d’una trànsfuga -exconsellera socialista- quan a televisió, captiva d’admiració, afirma que Artur Mas és un valent. Res de tot això aconsegueix impressionar-me. Deu ser per l’edat,  o per la fatiga generada per parlar del tema patri tant de temps, que el meu escepticisme ha crescut fins a nivells insospitats. Sí, he arribat a la conclusió que, més enllà dels missatges amb retòrica itaquiana, a l’horitzó del país es manté la boira, una boira espessa i malaltissa. Que hi farem. Als que anem de cosmopolites pel món enguany patim la febre de l’escepticisme crític; fins i tot ens enfadem quan veiem que els que haurien de liderar el que pensem, prefereixen passar de llarg i fer-se l’orni, no fos cas que els foragitessin del ‘sistema català’.
 
Bé, Artur Mas ha mogut fitxa i més enllà de l’entusiasme informatiu de TV3 i Catalunya Ràdio, convindria apuntar alguns aspectes que esdevenen preocupants. Com el que no vol la cosa, el president/candidat a encapçalar la llista ‘de país’ ens demana carta blanca, barra lliure, patents de cors per governar Catalunya sense control parlamentari gairebé durant dos anys. Ho fa amb l’excusa d’una negociació amb l’estat que es preveu dura i feixuga. És a dir: el govern dels ‘millors’ continuarà la seva política de privatitzacions, retallades i sequera legislativa sense haver de suportar ensurts parlamentaris... Quin paradís! Amb una part de la societat civil catalana obsessionada en manifestar-se per la independència, com a antídot a tots els nostres mals, i uns quants comunicadors addictes i apologetes del monotema, tot arreglat. Però, és clar, hom pot arribar a intuir que darrera de tot plegat s’amaga algun que altre tic cesarista, inclús neoperonista si volen. La sospita de que assistim a una deriva populista sense nord afeblirà encara més el fràgil sistema democràtic actual. Penós.
 
  No m’agraden les patents de cors, ni la carta blanca ni les barres lliures. En política aquestes pràctiques són perilloses. L’estratègia d’Artur Mas dinamita la dinàmica institucional que es pròpia de la democràcia. Lluny de solucionar els problemes de la societat catalana, gestionant correctament les polítiques econòmiques i de benestar, ens fica en un atzucac. Demanar al ciutadà fe cega en un projecte boirós, embolcallat de mística, és un mal assumpte. Aquesta exigència de fe en un lideratge personal amb un sol punt programàtic i la seva combinació amb silencis parlamentaris m’inquieta. Recorda l’embrió de moments històrics poc recomanables.

23.11.14

IGLESIAS, GRAMSCI Y BLAS DE LEZO....







Los amantes de la Helioterapia nos cuentan que el sol mejora el ánimo, estimula las defensas del organismo y alivia el dolor. Un cuerpo bronceado nos parece, al menos a primera vista, algo más saludable que otro pálido y cetrino. El sol, el vino tinto y mil placeres más tomados con moderación y en dosis adecuadas son beneficiosos para alegrar la vida a los humanos. La recomendación de prudencia en el uso de las cosas es susceptible de ser aplicable a otras esferas de la vida cotidiana. La política es, sin lugar a dudas, uno de esos ámbitos donde es aconsejable la mesura y el tiento.
Leo que el partido del nuevo Pablo Iglesias, Podemos, ha decidido reducir drásticamente sus apariciones en los medios de comunicación. Peligro. Lo ha hecho enojando a alguna de las grandes cadenas con las que había adquirido compromisos. No voy a valorar el hecho en sí, pero sí sacar de ello una moraleja que diga: la sobreexposición a la pantalla y a los medios de comunicación inicialmente puede embellecer pero, a la larga, los defectos ocultos se hacen evidentes y los percibe el ciudadano.
 
Otro tipo de excesos más sutiles, pero no por ello menos incongruentes, son los que nos depara la lectura de la prensa. Fíjense: a un grupito de concejales barceloneses, ninguno de ellos historiador, le ha dado por dinamitar la estatua que se erige en Madrid a mayor gloria de Blas de Lezo. Dicen que este guipuzcoano bombardeó la ciudad condal en 1714 durante la Guerra de Sucesión. Cierto, aunque también lo hizo años más tarde el general Prim pero este no cuenta porque era de Reus… Poco les importa a los dinamiteros municipales que prestigiosos catedráticos de historia les digan que eso, en pleno siglo XXI, es un sinsentido. Ellos se erigen en patrióticos autoreparadores de los desaguisados del pasado. Patético. Como patético es oír a Duran Lleida citar innumerables veces a Antonio Grasmci en un acto político destinado a parir una criatura destinada a ocupar el “Centro” político catalán.
Por cierto, se han fijado ustedes que tras la crisis y la mengua de los viejos partidos las nuevas formaciones que surgen adoptan nombres ambiguos en base a formas verbales como “Guanyem”, “Podemos” “Avancem”, “Construim”… Todo un exceso. Como también lo es el pánico –para mí teatral- que dicen sentir muchos empresarios ante el auge del grupo que lidera Iglesias. ¡Venga ya! No exageren.
 
Mejor sería que se dedicaran a reeducar a Mariano Rajoy mediante el arte de la práctica democrática, no vaya a ser que entre él y Mas se despeñen y arrastren a Cataluña y a España tras ellos.

19.11.14

PARA TRANSFUGAS ,CHAQUETEROS Y OTRAS ESPECIES....






LOS OTROS NICOLÁS


La cosa tiene su morbo, si señores. Cuentan que el atrevimiento, la desfachatez, las argucias, estafas y trampas de Francisco Nicolás Gómez Iglesias -conocido popularmente como ‘El Pequeño Nicolás- va a inspirar una película de éxito asegurado. Si ello ocurre no será la primera vez que en nuestro país las aventuras y desventuras de un personaje son llevadas a la gran pantalla. Recuerden, entre otras, la película que narraba los avatares de ‘El Vaquilla’, o la que se inspiró en Eleuterio Sánchez, ‘El Lute’, y que llevaba por título: Camina o revienta.
Dicen también que el Pequeño Nicolás ha recibido un montón de ofertas televisivas y radiofónicas para explicar, en tono picarón y jocoso, sus andanzas. Algo parecido a lo que aconteció con ‘El Dioni’ cuando, tras fugarse al Brasil y ser extraditado a España para cumplir condena, volvió con un nuevo look, mucho desparpajo e incluso nos obsequió con un par de discos melódicos. ¡Qué país el nuestro! Hay gente e ideas para todo porque hay consumidores de todo; hasta de sinvergüencería simpática.
  Explican los medios de comunicación que El Pequeño Nicolás se infiltro allá donde nadie llega; que las altas esferas del poder político, económico y de la seguridad del estado han sido su otro hogar, que ha besado mano regia y mil cosas más que aún no sabemos. Si señores, todo un trapisondista el muchacho, pero al final cazado y fichado va camino de dar explicaciones ante la ley por un sinfín de presuntos delitos.
 
Pero la doble vida y la astucia de Nicolás no son el motivo de estas líneas sino una simple excusa para hablar de los ‘otros’ Nicolás. Sí, de los grandes y voluminosos, de los finos, educados y cultos que se arriman al poder sin suplantar a nadie, pero sí para medrar. Les sugiero un pequeño ejercicio de atención. Observen ustedes la corte, la comitiva, el entorno que acostumbra a custodiar en sus paseos a alcaldes, ministros, concejales y demás aspirantes a algo. Detectarán rostros tensos, pasos acelerados, sonrisas sumisas, miradas complacientes, pasión por figurar, por chupar cámara y quedar inmortalizado en las instantáneas que un fotógrafo profesional va a capturar. Muchos de esos cortesanos son, en potencia, pequeños Nicolás sin delito, cierto, pero amantes del ‘quítate tú que me pongo yo’. Algunos de ellos gustan centrifugar culpas y recolectar éxitos ajenos sin rubor en su loca carrera para complacer al mando y prosperar en el escalafón.
 
Tras su periplo por las dependencias judiciales Nicolás Gómez goza de libertad provisional. Los otros, los grandes a los que me refiero siguen sueltos por ahí. ¿Quiénes son? ¿Cómo se les detecta? Muy sencillo: Son los que no han dudado ni un momento en de cambiar de chaqueta; son los que siguen acríticamente las corrientes dominantes y se fotografían junto a los nuevos triunfadores; son los que se prostituyen intelectualmente con la pluma o el micrófono en la mano…. A esos nadie les llevara ante el juez -no hay delito, es obvio- pero no lo duden ustedes, gozarán de prebendas y serán generosamente entrevistados por la prensa y televisión amiga, como en su día lo fue el Dioni.